jueves, 29 de enero de 2009




Hay palabras, gestos, situaciones que me tocan, me conmueven en lo más profundo de mi ser, y extrañamente no sé quién pronuncia esas palabras, nunca vi su cara, nunca escuché su voz.


Hoy me tocaron sus palabras, pero más que sus palabras me tocó esa situación tan especial ... ¿Será que la deseo para mi?
No lo sé.


Me atrae tanto ese mundo que pierdo la cordura a veces, pierdo la perspectiva y me dejo llevar por unos impulsos que nacen en lo más profundo de mi ser y que por momentos me dominan.


No me gusta perder el control de mi ser y pese a ello no puedo evitarlo,
mi mundo se ha estremecido de nuevo, y cada estremecimiento es un paso hacia ese abismo del que no tengo más noticias que los relatos de otros viajeros
que llegaron a él por su propio camino que ciertamente no es el mío.



6 comentarios:

Sayuri dijo...

Nunca digas que “un mundo no es el tuyo” o que un camino no es el tuyo…
La vida es sorprendente y a veces te encuentras en otros mundos, en otros caminos, sin ni siquiera esperarlos.
Un beso

Akbar dijo...

Debes hacer tu camino, descubrirlo, pero para eso debes aceptar tus deseos, controlar tus miedos, verbalizar tus fantasias... ponerles cuerpo... con calma, con paciencia, tu camino es tuyo, solo tuyo, puede parecerse al de otros, pero es mentira, lo descubrirás.

Piensa que puede que aunque te parezca un abismo... solo es una puerta más en tu vida, no hay caida sin fin... solo descubrirte a tu misma...

Y, aunque ese camino te de pánico, vertigo... puede que descubras que al final de el solo estés tu, realmente tu, la autentica Selket.

Un beso

Selket dijo...

Sayuri, es cierto que no debo dar por sentado que un camino no es el mío, lo que quise decir es que siento que mi camino tal vez sea distinto, que no tiene que ser como otros me lo cuentan sino con un recorrido y vivencias míos.

Akbar, así es, pero no sólo se trata de ponerle nombres a las fantasías o los deseos, sino también de tomar decisiones, y de arriesgar o no. Es probable que el abismo no sea tal, tal vez sólo lo veo así para alejarme de él.

Besos a ambos. Gracias por pasar.

Alvaro dijo...

Ojalá todos los caminos estuvieran indicados. Pero no es así. Cada pisada es un camino, cada beso un desvio, un retraso o un atajo. Nos movemos, sin embargo, no lo dudes.

Saludos desde el agua

Selket dijo...

Hola Álvaro, seguro que no están indicados, como dijo el poeta "Caminante no hay camino, camino se hace al andar", pero la verdad me vendría bien un cartel indicador esta vez ;-)

Bienvenido a esta otra agua que es mi mar, besos para ti y Alba.

Javier Arquero dijo...

No es bueno cerrar puertas. Mejor déjalas entreabiertas... de vez en cuando mira un poquito por alguna de ellas, observa sin decidir, vuélvela a entornar, mira por otra, y por otra... cuando te sientas lista y tus emociones te empujen, adéntrate por la que más te atraiga... y no mires para atrás... tan sólo siente tu nueva experiencia...

Muuuuuak