viernes, 6 de febrero de 2009

Libertad y elecciones

Desde hace bastante tiempo me llama poderosamente la atención como en países denominados "de primer mundo" se dan situaciones que en el mío están asumidas e internalizadas desde hace ya mucho tiempo. Hoy todos los diarios del mundo hablan del "Caso Eluana" y de las medidas que el gobierno de Berlusconi quiere llevar adelante a cualquier costo con tal de evitar un acto que en realidad no les incumbe en lo más mínimo (en mi humilde visión al menos).

No voy a describir los vericuetos y las idas y venidas del caso Eluana, porque creo que todos las conocen y quien no las conoce basta con que teclee esas palabras en Google u otro buscador para enterarse de inmediato, lo que sí me llama la atención de este caso es la contradicción en la que entran los que se autodenominan "Defensores de la vida", porque son en una gran mayoría (no voy a decir todos porque siempre ha excepciones) los mismos que defienden a la familia como una "célula constituida por un hombre y una mujer unidos en matrimonio y los hijos que de ellos se deriven" o algo por el estilo.

Lo extraño del caso es que estas personas recurren un día sí y otro también al argumento de la naturaleza y del orden natural para sustentar esta teoría de que sólo un hombre y una mujer pueden casarse y tener hijos y cuidar de los mismos, mientras al mismo tiempo luchan porque a una persona que lleva 17 años en coma y que en condiciones "naturales", en el "orden natural" estaría muerta hace más o menos ese mismo tiempo, se la mantenga con vida a fuerza de aparatos y tecnología.

Los mismos que rechazaron los postulados de la ciencia debido a que cuestionaban la idea establecida de que el sol y los planetas giraban en torno a la tierra, ahora se aferran a ella para mantener con vida a alguien que no sólo no puede disfrutar de esa vida sino que ya nada puede darle a la sociedad, y cuya probabilidad de "despertar" es como mínimo improbable, por no decir imposible...

Y digo que me llama la atención esto en países que se consideran avanzados, porque en el mío esa es una decisión que los médicos y la familia toman en conjunto, sin aspavientos, sin intervencionmes que nada tienen que hacer en estos casos. Los médicos dan su pronóstico y sus consejos, y la familia actúa en consecuencia.

No voy a decir que por esto mi país sea más avanzado que otros, hay muchos aspectos en los que no lo es, para nada. Pero si me alegra que gracias a un presidente que se quiso divorciar, en este país la Iglesia y el estado estén desde hace casi un siglo firmemente separadas.
Eso no quita que hayan presiones y a veces hasta injerencias, pero en general la laicidad es aquí una realidad muy tangible que he aprendido a apreciar a fuerza de ver que no para todos es igual.

En mi opinión el problema fundamental en estos casos es el exceso de tutela del Estado, llevado a cabo como una prolongación de esos estados en los que Dios y la religión eran el centro y olvidando que nuestras sociedades ya no son esas, que nuestros estados al menos en teoría son laicos y que ese tipo de decisiones son competencia exclusiva de los individuos implicados y de nadie más.

Por último, quienes acusan a sus padres de asesinos y de varias cosas más, seguramente no han pasado por una vivencia como ésta, y seguramente no tienen idea del dolor que implica tener a la persona que más quieres (porque eso es un hijo para un padre) en esas condiciones por 17 años.
Como ya he dicho antes, parece que el respeto por los demás está a la baja en esta sociedad, yo no pido que todas las personas afectadas por una situación como esta tomen esa decisión, lo que pido, lo que deseo, es que cada quien tenga la libertad de obrar de acuerdo a sus sentimientos, sus valores y su conciencia.
Ojalá que esta vez el padre de Eluana pueda darle a su hija esa paz que ansía, Giorgio Napolitano mediante, si es que éste puede mantener su postura y evitar un decreto ad hoc que se suma a la lista de barbaridades berlusconianas.

9 comentarios:

Javier Arquero dijo...

Hablar de niveles mundiales es una falacia surgida de una visión totalmente etnocéntrica.

El "primer mundo" es tercermundista en moral y sostiene una triste política de vaivenes dependientes de la economía mundial y de las intransigencias de unos cuantos desaprensivos tradicionalistas.

Por ejemplo, es muy triste que la educación es España sea "tercermundista" simplemente por no llegar a un pacto de Estado que garantice un programa a medio-largo plazo, por encima de intereses partidistas e ideologías bananeras. Cambiamos de Ley de Educación como de ropa según temporada.

Querida Selket, cuando la derecha gobierna suceden cosas como las que señalas, pero es que cuando lo hace la izquierda, no se hace nada por cambiar y progresar. En fin, ejemplos hay tantos como colores. ¿Por qué, si no, se sigue dando Religión en las escuelas públicas? Muy triste, la verdad.

Media botella de lambrusco y bajando. Como te visite después una vez acabada, te robo el blog, tú verás, jejeje.

Oye... es verano allí, ¿verdad? qué frío ha hecho hoy por aquí...

Un beso muuuuy fuerte.

panterablanca dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Yo no lo habría dicho mejor. Berlusconi es un facha borracho de poder, y por eso quiere llevar su mandato hasta extremos que no le competen lo más mínimo, internándose en intimidades sobre las que no debería decir nada.
Por desgracia, no es el único, hay muchos Berlusconis por el mundo.
Besos selváticos.

Selket dijo...

Hola chicos, recién hoy regreso por aquí.
Javier es bastante cierto lo que dices, pero también es cierto que en muchos aspectos algunos de esos países denominados "primer mundo" han conseguido mejoras importantes para sus ciudadanos, aunque ya estamos viendo lo que pasa cuando como ahora se enfrenta una crisis mundial, las mejoras y las leyes se quedan en el tintero cuando no son borradas directamente.
Por aquí tampoco tenemos consenso con la educación, cada partido que llega al poder intenta su propia "reforma de la educación" y así vamos, cada vez más hacia abajo.
Por acá es verano si, ayer hizo bastante calor (habían 26 grados a eso de las 11 de la noche) y hoy el aire está fresco pero igual está lindo. Como no me has robado el blog aún deduzco que el lambrusco te hizo más efecto que a mi las bebidas de anoche, aún lucho con la resaca jejeje.
Besos para ti también.

Panterita, un placer verte por aquí. A mi la verdad me enerva ver como intentan controlar cosas que no les afectan, al fin y al cabo, si todos los días mueren cientos de miles de personas, algunas de ellas de forma realmente cruel, por las que no se preocupan a qué viene tanto alboroto por una más? Sólo al hecho de que en ella pueden manifestar su poder.
Hace unos dias Daltonmaltes decía en un comentario que leí por ahi que a él después de los 18 años la tutela del estado le parecía innecesaria (o algo así) y no puedo estar más de acuerdo. Creo en la libertad de elección por sobre todas las cosas, porque incluso si vamos a la religión debemos recordar que se nos dió libre alberdío, o sea eso mismo, elegir y ser responsables por lo que elegimos.
Dejo por acá que la resaca se ve que me puso conversadora jejeje

Besitos

-=CID=- dijo...

Estoy de acuerdo contigo y lo has explicado muy bien, asi que poco puedo añadir.

Es incomprensible como paises que se declaran laicos puedan depender tanto de instituciones religiosas para funcionar.

Selket dijo...

Pues eso, que a algunos nos rechina tener tutela cuando ya nuestros padres hace rato que no nos piden cuentas y más para estas cosas que incumben sólo a quien las vive.

Besos

Alvaro dijo...

La intransigencia ha sido siempre un valor de marca de la Iglesia Católica, intransigencia que lo único que esconde es ansia de poder, sobre todo en los altos estamentos. Esa base histórica es la que ahora pagamos, cuando la sociedad civil poco a poco vamos haciéndonos con las riendas. La lucha será dura, pero nos ayuda la razón.

A por ellos, que cada vez serán menos

Besos desde el agua

Selket dijo...

Pues eso Álvaro, que cada vez sean menos y que aprendan a respetar a los otros que no piensan como ellos.

Besos de agua salada

Sayuri dijo...

Hay tantas cosas que no se entienden mi querida Selket, es realmente incomprensible este y tantos otros casos.
Pero sobre todo es incomprensible la falta de libertad para morir dignamente. Aquí han hecho algo que me parece nos lleva por buen camino: el “testamento vital” Que además quita el peso de ciertas decisiones a tus seres queridos, eres Tú en vida quien decide lo que quieres que suceda si te encontrases en casos determinados.
Es un avance y una concienciación para todos. Debemos ser conscientes del sufrimiento que supone para un ser amado ver a su amor, sea de pareja, familiar o de la clase de amor que sea, en una situación tan triste y terrible.
Hay decisiones tan dolorosas!
Por eso me alegro de los pequeños pasos que se dan en este sentido, sobre todo si nos dan la posibilidad de elegir antes de que ocurra…
Un beso

Selket dijo...

No había visto este comentario Sayuri. Se de la existencia del testamento vital, y me parece excelente. Pero también creo que la ley debe de dar cobertura a aquellos que por una u otra razón no lo han hecho y a los familiares que tendrán que tomar las decisiones a su buen saber y entender.
Como siempre, coincidimos en esto de la libertad para elegir.
Un beso