sábado, 7 de marzo de 2009

Saliendo del Clóset




¿Quién soy? ¿Qué soy? ¿Cómo soy? ¿Qué hago?... Son algunas de las preguntas que de una u otra forma me han dirigido alguna vez. A veces no han sido preguntas tan concretas, a veces ha sido solo un comentario mencionando que provoco "curiosidad". A otros en cambio no parece importarles nada de eso. Sin embargo, como sé que a veces en internet el lenguaje es ambiguo y algunas cosas se pueden malinterpretar, para evitar malentendidos acá van algunos datos biográficos.

Soy una mujer, uruguaya, que vive en su país. Mi nombre y otros detalles no los voy a proporcionar acá porque esta faceta de mi vida está oculta de quienes me conocen en la vida "real", y de hacerlo arriesgo mi anonimato, que de por sí me parece bastante vulnerable.

Tengo 26 años, trabajo (muchas horas por dia) en algo que no es aquello para lo que me preparé. Mis intereses abarcan el mundo entero (si, ya sé, suena exagerado); soy un ser curioso, me interesa todo lo que el mundo tenga para ofrecerme. Mis estudios estuvieron volcados a las humanidades, historia, filosofía, literatura, es algo que amo y a lo que quisiera dedicar más tiempo en este momento de mi vida.


Tengo familia, padre, madre, hermanos y el resto de integrantes que se puedan imaginar. Salvo por mis abuelos, el árbol familiar está bastante completo. Quiero a mi familia, muchísimo, y soy capaz de dar mi vida por casi todos ellos (siempre hay alguna oveja negra jejej).


Desde hace unos años vivo en pareja, con un hombre del que me enamoré perdidamente y con quien he vivido algunos de los mejores momentos de mi vida. Claro que nada es perfecto, y tenemos nuestros problemas como todo el mundo... y ahora viene uno de los detalles, ¿sabe mi pareja de este blog? NO.

¿Por qué no lo sabe?

Probablemente porque soy más cobarde de lo que quiero admitir y no he tenido el valor de hablar con él de muchas de las cosas que dejo salir aquí.

¿Soy una mentirosa compulsiva entonces?

No, no más que cualquier persona promedio. En general diría que no me gusta mentir y tampoco ocultar, y no me siento bien haciéndolo pero hasta el momento no he encontrado otra salida, la verdad es que no sé como hablarle de todo lo que ha pasado en mi interior en los últimos 3 años, mes más/mes menos.

Y si vamos a hablar de problemas, digamos que por eso llegué a este mundo. Problemas con mi pareja que desembocaron en reconocerme a mi misma y en descubrir que había ocultado en mi interior sentimientos y fantasías que siempre estuvieron ahí, pero que yo sencillamente dejaba de lado por una razón u otra, la mayoría de las veces inconscientemente, otras no estoy tan segura...

Y un buen día me encontré redefiniéndome y redefiniendo mi vida, sintiendo que partes de ella caían a pedazos sin yo poder hacer nada... y me metí a internet, a averiguar en dónde encajaba yo ahora... Y navegando, navegando, llegué a este vecindario, pero preferí ser alguien de paso, con sólo un nombre y de la que los vecinos no supieran nada, porque así me sentía más segura, y porque era un momento demasiado vulnerable para mi como para arriegarme a compartir lo que me pasaba, al menos no más allá de un comentario en algún blog. Hasta que el tiempo y las circunstancias me fueron llevando a que comprara yo también una casa en el vecindario y empezara a trabar amistades, o algo parecido.

Seguramente a estas alturas casi todos saben de mi atracción por el BDSM, y también de mi interés en las mujeres. En algún momento me autodefiní como bisexual, hoy creo que ya prescindo de las etiquetas, más bien me quedo con eso que sentí siempre, que algunas personas merecían mi amor sin importar su sexo, su nombre, su piel y demás detalles de ese estilo, y que otras por más características que usaran para impresionarme nunca lo tendrían.

También soy una defensora del derecho de cada uno a hacer "de su culo un pito" como decimos aquí y alguien que busca ante todo ser feliz, con crisis o sin ella (personal o económica lo mismo da).

Y ahi está, eso soy en resumen, aunque seguro que puedo ir agregando cosas según pase el tiempo.

Y como dice Moscacojonera "perdón por el ladrillo", aunque a mi los ladrillos me salen seguido.

7 comentarios:

panterablanca dijo...

Pues nada, encantada de conopcerte, jajajajaja!!!, y nada de ladrillo.
No siempre somos igual, vamos cambiando a lo largo de la vida, y de vez en cuando nos encontramos redefiniéndonos. Es la evolución de cada uno. Lo de las parejas es complicado.
Seguramente, él también se va redefiniendo por temporadas. Lo bueno está en evolucionar siguiendo un camino paralelo, pero eso es muy complicado, y exige sinceridad. Si no, nunca sabréis si evolucionáis paralelamente o en direcciones distintas.
Besos felinos.

Javier Arquero dijo...

Selket desvelada... aaaayyyy, ya no tienes morbo, jajaja. Eres encantadora, ¿lo sabías?

Muuuuuak

Selket dijo...

Pantera: Es cierto, todos evolucionamos, y tengo muy claro eso que me dices, estoy buscando el valor para dar ese paso. Gracias por tus palabras, siemrpe vienes bien.
Besos.

Arquerito, lamento dejarte sin morbo, pero tú tienes parte de la culpa jajaja.
Hacía mucho que quería escribir algo así, pero siempre lo dejaba para después, hasta que estos días se me cruzaron tantas señales por el camino que no pude dejar de escribirlo. No salió exactamente como quería, pero bueno, ahi está.
Gracias por lo de encantadora.
Muaksss xa ti también.

Mareve dijo...

Guau... Menuda sorpresa me he llevado...

Me ha encantado tu post, que te hayas abierto al mundo y que nos hayas mostrado un poco más sobre ti.

También he comprobado que tenemos muchas cosas en común.

Me gusta leerte, si señor, me gusta.

Besos complices.

Selket dijo...

Me alegra que te haya gustado Mareve.
La idea era más que nada aclarar algunas cosas, así nadie se crea falsas ideas o expectativas que no van con quien soy.
A mi también me gusta leerte, así que esa es otra cosa que tenemos en común.

Besos

Akbar dijo...

Respuestas a preguntas nunca expuestas... tanto tiempo sin saber ni tu edad, ni algunas cosas expuestas aquí, otras si, son de sobra conocidas, al menos para mi.

No importa que sabemos de ti, importa que nos gusta saber de ti, de tus pensamientos, de tus sensaciones, de tus dudas, de tus deseos, de tus fantasias, de tus logros, lo que desees contar, lo que desees desvelar...

Gracias por el ladrillo, cuando quieras, desees, me encantará leer otro.

A

Selket dijo...

Algún "ladrillo" más habrá seguro jejeje. Me alegra que apses por aquí Akbar.

Un beso